Tras las cámaras con Alejandro Boue

Es una tendencia entre los artistas cubanos el uso de las redes sociales para promocionar su obra, aún cuando el número de personas conectadas desde Cuba sea muy bajo. @AleBoue es un ejemplo de cómo los más jóvenes hacen nacer sus carreras artísticas acompañadas de la tecnología

Más conocido como conductor de programas musicales para la televisión (Colorama y 23 y M) y en los últimos tiempos como cantante gracias a la radio, Alejandro Boué ha venido dándose a conocer en nuestros medios como un artista talentoso y multifacético.

El joven pertenece a una generación de cantantes cubanos, que ronda los 24 años, cuya promoción trasciende las fronteras de la vida offline y existe más allá incluso del «punto cu». Hablamos de que Alejandro Boué tiene perfil en Facebook, cuenta en Twitter (@AleBoue) y en You Tube, una tendencia que han asumido no pocos artistas cubanos.

Con él conversamos sobre su naciente carrera.

—Háblanos de tus primeros pasos en el mundo del arte

—Gracias al apoyo de mi padre me encaminé en el mundo del arte, pues sentía inclinación y él fue quien me llevó a la Casa de la Cultura de Plaza para un taller de canto. Luego me superé, y me gradué de canto lírico en el conservatorio Amadeo Roldán, al cual entré por casting al terminar la secundaria cuando tenía 15 años.

«Allí una vez tuve la incertidumbre de qué iba a suceder cuando me graduara, porque tenía claro que no me quería dedicar al canto lírico, sino que solo necesitaba las técnicas para luego desarrollarme. Luego de la escuela pasé el servicio social en el Pequeño Teatro de La Habana bajo la dirección de José Milián, Premio Nacional de Teatro. En esos dos años interpreté Lo que le pasó a la cantante de baladas, Las mariposas saltan al vacío, Macbeth vino montada en burro, y El de la mancha no va al paraíso. Fue una experiencia muy enriquecedora y la disfruté mucho, pero sentía que me faltaba algo más por hacer».

—¿Cómo llegas a la televisión?

—Como miembro de la agencia Actuar me presenté a varios castings para dramatizados y un día me llamaron para hacer Colorama. Es curioso porque realmente no quería ir, era un día gris, medio lluvioso, y tenía más deseos de quedarme en casa que de otra cosa, además de que me sentía agotado de los castings. Llevaba ya alrededor de diez sin éxito. Sin embargo, fui aceptado.

«En Colorama estuve dos años y, paralelamente, hice varios dramatizados, como Tras la huella y un par de cuentos. Después empecé en 23 y M tras una invitación de su director, quien me presentó a Osmani Espinoza.

«Osmani me propuso hacer un tema “a modo de prueba”, y lo grabamos. Me fui al Festival de Cine Pobre en Gibara con un corto llamado Adonis y allí conocí a quien luego pasara a ser mi productor, Yunior Romero. A él le gustó mucho el tema que había hecho con Osmani Espinoza y me propuso para hacerle un video para ver qué resultaba».

—¿De qué tema estamos hablando?

—De La medicina.

—Fue por esa canción que todos empezamos a conocerte como cantante. Supongo entonces que los resultados han sido positivos.

—Sí. Tuve una nominación a los Premios Lucas, y en la provincia de Cienfuegos fue el tercer tema más escuchado del 2013. Me sorprendió muchísimo todo esto, y nos dimos cuenta de que teníamos que empezar a trabajar más. Por lo tanto, mi productor y yo decidimos pensar en un disco, y volvimos a recurrir a Osmani Espinoza para este segundo sencillo que estoy promocionando desde hace algunas semanas, Mío, cuyo video también está en la televisión y se está radiando.

—¿Cuántos temas compondrán este disco?

—Tenemos pensado que sean 12 canciones.

—¿Todos de Espinoza, o también intervienen otros autores, o tú mismo como compositor?

—Yo escribo canciones, pero aún necesito ganar valor para sacar alguna canción mía. Las del disco son de Osmani y de un joven y nuevo compositor menos conocido, pero muy bueno que se llama Miguel. Aún estamos en la etapa de componer e ir grabando los temas. Quizá saque una obra de mi autoría. Ya veremos.

—Estás haciendo un disco y un programa de televisión a la vez. Coméntanos sobre esto…

— Ahora conduzco Estereoritmo, que sale los domingos a las 5:30 de la tarde. El programa me gusta por lo dinámico que es y las secciones que tiene, pero estoy enfocado en mi carrera musical. Eventualmente tendré que dejar de lado por un tiempo la conducción de programas para poder entregarme de lleno a la música.

Foto: Esta es una de las imágenes que ha usado para promocionar su nuevo tema, Mío, en redes sociales. Foto: Tomada de Fb

—¿Ya tienes nombre para el disco? ¿Qué estilo musical tendrá?

—No está decidido, aunque quizá podría ser el del tema que me dio a conocer, La Medicina. En cuanto a la música, te digo que soy un joven alegre al que le encanta bailar, y quiero que eso se vea reflejado en mi disco. La sonoridad va a ser bien latina, movida, bailable y variada; habrá bachata, merengue, pop latino y hasta samba, todo fusionado con instrumentos de origen asiático, hindú, entre otros que enriquezcan la sonoridad del disco.

—¿Quién lo producirá?

—La oficina secreta, se trata como ves de una producción independiente. Y la producción musical está a cargo de Osmani Espinoza.

—¿Cuál es el género en el que te sientes «como pez en el agua»?

—El pop, precisamente por las posibilidades para mezclar estilos que por separado quizás no tienen nada que ver.

—¿Cuáles son tus referentes musicales nacionales e internacionales?

—Ricky Martin, Chayanne, Enrique Iglesias, en cuanto a lo internacional, y de acá me identifico mucho con los Van Van.

—¿Cómo quisieras que te viera tu público?

—Como alguien que ha luchado por lo que quiere con perseverancia, y ante todo como un buen profesional.

—De no haber sido artista, ¿que otro papel te hubiera gustado desempeñar en la sociedad?

—Yo creo, porque soy de muchas leyes, que lo mío hubiera sido el Derecho. Me gusta que haya justicia, y protesto con lo que no estoy de acuerdo.

—¿Qué tanto se parece el Alejandro que vemos en la televisión, al Alejandro de casa?

—Soy bastante natural siempre, pero me transformo un poco cuando subo a la escena a cantar, quizás por la adrenalina. Todavía actuando uno está interpretando a otra persona, es parte del personaje que te dan de acuerdo a un guión, pero en la música eres tú. Antes de salir a escena siempre me pongo un poco nervioso; sin embargo, una vez afuera y de cara al público siento que es ahí donde pertenezco.

Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.